Cuidados y ayuda

El municipio brinda asistencia y ayuda a los habitantes que por diferentes razones necesitan ayuda de la sociedad durante un período breve o un período amplio. Ciertas aportaciones están reguladas por la Ley de asistencia y servicios a ciertos discapacitados. Otras son ofrecidas por el municipio tras haber sido decididas por los políticos.

Cuidados a personas mayores
Las personas mayores que necesitan asistencia para resolver su vida diaria pueden recibir ayuda del municipio. La asistencia está regulada en la ley y el municipio realiza un examen de las necesidades de cada persona. El personal de asistencia domiciliaria ayuda en tareas tales como cuidados, medicamentos, higiene personal, lavado y limpieza sencilla. Quienes tengan dificultades para preparar la comida pueden recibirla en sus domicilios. Las personas mayores que viven solas pueden recibir una alarma de seguridad para solicitar ayuda.

Quienes tienen una gran necesidad de cuidados y atención pueden ir a una residencia de cuidados y atención que cuenta con personal las 24 horas. Los residentes tienen su propia habitación pero hay también espacios comunes de compañía.

Quien recibe ayuda del municipio en forma de cuidados y atención, paga por esas aportaciones.  La tasa depende de qué ayuda reciba y cuánto dinero tenga esa persona.

Hay también servicios más sencillos que no cuestan nada. Los lugares de encuentro son locales a los que pueden asistir las personas mayores para tener trato con otros y participar en diferentes actividades.

Contacto
Si quiere solicitar ayuda, contacte a la unidad de cuidados: (0)660-26 51 82

Asistencia en caso de discapacidades
Las personas con discapacidad pueden recibir ayuda para participar en la sociedad de la misma manera que todos las demás. La asistencia es individual y el municipio realiza un examen de las necesidades de cada persona.

Quienes necesitan mucha ayuda para resolver su vida diaria pueden obtener un asistente personal que los ayude con la higiene, la vestimenta, las comidas y otras cuestiones que no puedan resolver solos.

Las personas discapacitadas que tienen gran necesidad de apoyo y asistencia pueden ir a una residencia con asistencia especial. Puede tratarse de viviendas grupales o apartamentos comunes. En las viviendas grupales cada uno tiene su apartamento propio, pero hay personal las 24 horas. Para quienes pueden vivir en una residencia más independiente hay viviendas con servicios.  Son apartamentos independientes donde los residentes reciben asistencia personal a partir de las necesidades.

El municipio también puede otorgar subsidios para que quienes tienen discapacidades físicas puedan adaptar su vivienda, por ejemplo, construir una rampa para sillas de ruedas o contar con puertas anchas.

Quienes necesitan audífonos, andadores u otras ayudas técnicas para compensar una discapacidad física deberán dirigirse a su centro de salud.

Contacto
Si quiere solicitar ayuda, contacte a la unidad de cuidados: (0)660 - 26 51 82

Asistencia a parientes
Quienes cuidan a un allegado pueden recibir ayuda para poder descansar en ocasiones, después de realizar una verificación de las necesidades. Puede tratarse de obtener un relevo en el hogar o que la persona a la que está cuidando pueda ir a una residencia de corta estancia donde personal con formación se ocupe del pariente durante la estancia.

Anhörigkonsulenter, los asesores de parientes del municipio, organizan grupos de conversación, conferencias y están para asistir a los parientes.

Contacto
Si quiere saber más acerca de la asistencia a parientes, contacte a los asesore de parientes: (0)660-883 14. Si solicita relevo para quienes cuidan parientes, contacte a la Unidad de Cuidados: (0)660-26 51 82.

Asistencia a familias y particulares
El municipio brinda asistencia a familias y particulares que por distintas razones necesitan la ayuda de la sociedad durante un tiempo. Puede ser, por ejemplo, por causa de desempleo, problemas económicos, trastornos psíquicos o adicción al alcohol y otras drogas.

El municipio tiene la responsabilidad de proteger a los niños que corren peligro. Todos los que sospechen que un niño está expuesto a la violencia o corre un riesgo de alguna otra manera, deben denunciarlo al municipio. El personal que trabaja en la escuela y algunos otros grupos ocupacionales están obligados por la ley a realizar la denuncia si sospechan que el niño corre algún riesgo. El municipio tomará en ese caso una posición y establecerá si el niño tiene necesidad de protección inmediata o si es necesario comenzar una investigación.

Cuando los adultos son expuestos a hechos de violencia en las relaciones cercanas, el municipio puede brindar asistencia a quienes están expuestos a hechos de violencia. El que pega también puede recibir ayuda para manejar su conducta agresiva.

Familjerådgivningen, el servicio de asesoramiento familiar, ofrece charlas a parejas, familias y personas solas que tienen problemas en sus relaciones cercanas y quieren lograr un cambio. No se llevan historias clínicas y lo que se habla no se da a conocer. En caso de necesidad, se puede contratar a un intérprete.

El personal del grupo de campo del municipio se encuentra en entornos juveniles para generar seguridad y trabaja en la prevención del delito y las drogas.

Contacto
Si quiere solicitar asistencia y ayuda para usted o por problemas en la familia, contacte al grupo de recepción: (0)660-888 07. 
Usted puede contactar a los asesores de familia en los siguientes números telefónicos:  (0)660-886 87 o (0)660 -886 89.

 

Sidan uppdaterades

2016-12-05

Sidansvarig: